VICTORIA DE MUCHO OFICIO DEL ATLÉTICO TERESIANO ANTE EL CASTILLO DE CALATRAVA ALDEA DEL REY Y ANTE UN CAMPO IMPRACTICABLE.

Antes de la llegada de jugadores como Joseba Llorente, Lediakov, Pedro León,  Xabi Alonso, David Silva o ahora  con la nueva estrella emergente Bryan Gil,  la Sociedad Deportiva Éibar era una equipo conocido por todos por su campo y lo difícil que de allí era llevarse los puntos para cualquier equipo visitante.

El Castillo Calatrava Aldea del Rey también saca provecho de su campo y así como el equipo vasco parece inexpugnable en Ipurúa, los manchegos pretenden serlo en el suyo el complejo polideportivo “Julián Álvarez de Uribarri”.

Atrás queda el intento de mejorar su arcilla negra allá por el año 2008, cuando se intentó mejorar “el patatal con grama” en el que se había convertido, con el paso de los años, uno de los pocos campos con “césped” que existían en la provincia.

Pues bien, tenemos que decir que, a pesar del trato exquisito con el que la directiva del Castillo Calatrava Aldea del Rey recibió al Atlético Teresiano, poniendo a su disposición todo lo que necesitase el equipo, el terreno de juego no reunía las condiciones para la práctica del fútbol.

Con un añadido, la nieve caída durante la semana pasada había convertido el campo de juego en una trampa, con agujeros, desniveles, hundimientos y afortunadamente “sin patatas” aunque poco faltaba.

Dicho esto, decir que el Atlético Teresiano se presentó en Aldea del Rey con la idea de consolidar los buenos resultados conseguidos en anteriores semanas y con la intención de dejar el sello de un equipo que, con la incorporación de Pesca, Fran y Ferre,  puede aspirar a todo, y todo es TODO. Ahí lo dejamos…

Álvaro, Givica, Ferrer, Jesús David, Koki, Beto, Raúl Menor, Tate, Fran, Pesca y Pollo partieron de inicio en un partido que podía situarnos, de hecho sucedió así, entre los cuatro primeros de la clasificación general.

El Equipo de Álvaro Huertas intentó plantear un partido con mucha verticalidad arriba, basándose en las arrancadas de Tate y Fran por las bandas, en la movilidad de Pollo y en el bisturí que tiene Pesca en sus piernas, un bisturí que huele a gol y que volvió a funcionar en la soleada tarde de ayer.

Tuvimos tres ocasiones dignas de remarcar: Una de Fran, que remató alto y de Tate, por dos veces, primero tras un gran tiro de Pesca que repelió el portero y de nuevo en un remate de cabeza tras un centro de Raúl Menor.

Con estas premisas sabíamos que el gol llegaría, y vaya si llegó…La pólvora que ha acumulado el Teresiano se enciende a las primeras de cambio y tras un gran pase de Fran, Pesca volvió a demostrar el acierto de su fichaje definiendo con una tranquilidad pasmosa (0-1)

Poco duró la alegría para los malagoneros, pues en la jugada siguiente tras una serie de fallos de la defensa franjimarrón, Camacho igualaría la contienda (1-1) y reactivaría al equipo local que pareció otro hasta el final de la primera parte, con grandes jugadores como Trujillo, Owen, Camacho y el hábil extremo Mahmoud, consiguiendo en el minuto 45 un gol que bien podría aspirar al mejor gol del año, con un zapatazo descomunal de Castillo, que pleno de potencia se metió por la escuadra de Álvaro (2-1)

También sería justo decir que en el minuto 25 se había lesionado Ferrer dando paso a Pichu, que ofreció un gran partido aportando solidez a la zona central de la defensa y armando un muro junto a Jesús David, Givica y Koki.

En el segundo tiempo Álvaro Huertas dejó en el vestuario a Raúl Menor que ayer no tuvo su día, porque el terreno de juego no se adaptaba muy bien a sus condiciones, pero que como siempre mostró en el campo un enorme derroche y generosidad. En su lugar salió Oscar Garrido, que supo leer a la perfección el partido y volver a encarrilar un encuentro que en la segunda parte solo tuvo un color: el del Atlético Teresiano.

Oscar y Beto se dedicaron a controlar y lanzar, sin miramientos, sin adornos, haciendo un fútbol efectivo que alegró la vida a los puntas y que contribuyó a la victoria final.

Hubo más ocasiones: una de Fran clarísima, que luchó durante todo el partido arrancando desde lejos y aprovechando su velocidad y su clase. Y de Pollo que batalló ganando los choques literalmente, y que cuajó un buen partido (Cuanto ha mejorado con la llegada de Fran y Pesca)

Después del despiste de los últimos minutos de la primera parte, el Teresiano había aprendido que si quería ganar el partido tenía que hacer un fútbol efectivo, lleno de velocidad y sin adornos, y así sucedió.

Álvaro estuvo listo y sacó rápidamente de puerta, en la prolongación cayó un balón a Pesca que, tocado por una varita mágica elevó con muchísima calidad por encima del gigante portero rival y estableciendo el empate (2-2) Había partido y dos puntos más en liza que el Teresiano quería conseguir.

Jesusito y Javi habían sustituido a Givica y Tate que lo habían dado todo y merecían el relevo. Y en una jugada de astucia Beto sacó una falta sorprendiendo a todos y viendo desmarcado a Jesusito que con muchísima calidad alojó en las mallas cruzando un balón que llevaba escrito en su logo el triunfo del Teresiano (2-3). Manza salió en los últimos minutos para intentar aportar control y calidad al centro del campo.

Tres puntos para casa en un lugar donde costará a muchos equipos puntuar. El viejo “patatal” de Aldea del Rey, que ayer lo fue más que nunca debido a las inclemencias del tiempo y de la nieve de la semana pasada.

El próximo miércoles el Atlético Teresiano, a partir de las 19:00 el Atlético Teresiano jugará su partido aplazado con el Mora “B”. Si conseguimos la victoria miraremos hacia abajo desde muy alto de la clasificación y en la mente de estos “guerreros” comenzarán a surgir sueños…Sueños de fútbol. Enhorabuena.