Fútbol juvenil: Segundas partes nunca fueron buenas

CRÓNICA DE LA PÁGINA DE FACEBOOK DEL ATLÉTICO TERESIANO:
Los buenos aficionados al cine nunca quieren secuelas de una buena película. En raras ocasiones aparece una segunda parte que sea digna de mencionar, quizá en honrosas excepciones, tales como la saga de “El Padrino” de Coppola , Kill Bill (Vol 2) , Terminator 2, El imperio contraataca de STAR WARS, Indiana Jones y el templo maldito y Aliens “el Regreso”… el resto suelen ser un pufo.
Esta máxima podemos trasladarla al partido del pasado sábado que enfrentó a los juveniles de la Escuela Municipal de Fútbol de Miguelturra y al Atlético Teresiano en partido de la liga autonómica preferente grupo II.
Aparte del lamentable trato recibido por parte de la directiva del equipo churriego y los responsables del terreno de juego donde se disputó el partido (Quizá algún día demos cumplidos detalles de cómo se comportaron con nuestro equipo) hubo un protagonista al que no solemos hacer referencia en nuestras crónicas, pero que en este caso no vamos a dejar en el olvido, sin al menos hacer un par de puntualizaciones al respecto. Si Señor árbitro. Lo sentimos pero el verdadero protagonista de ese partido fue Vd. ¡Su actuación fue lamentable!
Antes de continuar queremos decir que es justo reconocer que el Atlético Teresiano Juvenil, después de muchas dificultades para reunir un equipo que pudiese competir en esta difícil liga preferente, no está atravesando por una de sus mejores temporadas y viajábamos a Miguelturra, a pelear por 3 puntos muy necesarios para nosotros, en casa de uno de los líderes de la categoría. Seguramente ocupan esta posición por merecimiento propio.
Si atendemos al marcador: 5-1, quizá alguien pueda decir que es un resultado que no admite ni una sola pega y que quizá, nuestras quejas se pudiesen entender si el electrónico hubiese reflejado un resultado más apretado.
Craso error. Nuestro equipo no mereció perder, al menos durante los primeros 41 minutos, hasta que el trencilla decidió cargarse el partido con sus decisiones.
Repetimos que no nos gusta cargar las tintas contra el árbitro y mucho menos cuando sabemos de nuestras limitaciones, pero tras el 0-1 conseguido por Ilias, el Teresiano estaba muy bien asentado, jugando muy bien al fútbol y tratando de tú a tú a uno de los mejores equipos de la categoría.
Y eso a pesar de la bajas de Buyo y Moya, sancionados, siendo el último uno de nuestros baluartes en la defensa.
Eliel había dispuesto un equipo formado por Javier, Victor, Daniel, Saúl, Juan Jesús, Oscar Gómez, Iván Palomares, José Daniel, Ilias , Álvaro Toribio y Trevi
Nuestro equipo, como decimos, estuvo brillante, rayando la perfección en todas nuestras líneas, bien colocados, creando ocasiones y sin dejar jugar a la escuela de fútbol de Miguelturra. Y ahí apareció el colegiado.
Vamos a intentar ser breves y concisos: Un penalti claro a nuestro favor, no pitado por un codazo de la defensa rival, innumerables fueras de juego a los nuestros y uno clarísimo no pitado que supuso el 1-1 conseguido por Francisco Coello en el minuto 41, y el 2-1 conseguido por Santiago Alegre en el minuto 45, en una falta inexistente que también fue rematada en fuera de juego.
Cortar de raíz el resultado del trabajo que tanto nos había costado conseguir en cinco minutos no fue lo peor. Lo peor fue llegar al descanso perdiendo 2-1 y que los chavales, medio llorando nos dijesen que el árbitro les estaba faltando el respeto continuamente, con amenazas absurdas y no dejándoles siquiera hablar en el campo y llamándoles “salvajes”.
En ese periodo de tiempo, es justo reconocer el buen trabajo de Chefi y de Dani en defensa, el trabajo incansable de Iván y la movilidad de Ilias. ¡Enhorabuena por vuestros primeros 45 minutos!
Pare Usted de contar. Segundas partes nunca fueron buenas.
Lo demás sobró. Es más fue un desastre.
Entraron en la segunda parte, Daniel Cruz, Javier Bravo, Durán, Afro y Javier Garrido, pero nada mejoró, al contrario. Ante un equipo desquiciado y fuera del partido los churriegos aprovecharon su potencial y elevaron el marcador hasta el 5-1 final.
Podemos poner como excusa que el árbitro con sus decisiones nos había desconcentrado, y que ellos subieron el nivel; algo que realmente sucedió, porque no nos duele reconocer que fueron mejores en la segunda parte, pero nada de lo que sucedió a continuación tiene explicación razonable.
Fueron siete tarjetas amarillas y dos rojas (una por acumulación de amarillas) a los nuestros y una sola amarilla a los de Miguelturra. No es justo.
Aún así solo pedimos respeto y saber estar. Y si, se lo pedimos a nuestros jugadores.
No puede ser que en dos partidos nos hayan expulsado 4 jugadores por razones extradeportivas. Repetimos y con esto queremos zanjar ya esta situación. Sabemos que el árbitro no estuvo acertado y quizá hasta alguna expulsión es injusta, pero todos los jugadores del Atlético Teresiano deben mostrar respeto por sus rivales, por el árbitro y por el escudo que defienden.
Las buenas sensaciones que tuvimos en una gran primera parte es lo que debe primar por encima de todo. Eso e intentar que nunca más vuelva a suceder que tengamos que hablar más del comportamiento extradeportivo que del partido en si.
Sabemos que tenéis orgullo para cambiar todo esto a mejor y esperamos que podáis demostrarnos que vuestra mejoría en el juego puede verse también plasmada en vuestra mejoría en el comportamiento general.
Somos el Atlético Teresiano, un club histórico en la provincia de Ciudad Real y tenemos que dar ejemplo a todos, incluso a nosotros mismos.
¡Ánimo chavales!