5-0 al Puertollano y a seguir sumando.

Mientras aún se mantenía en nuestras retinas la heroica hazaña de Rafael Nadal en Australia, Álvaro Huertas daba la alineación en vestuario del Félix Barrero.
De lo de Rafa no voy a extenderme en exceso porque ya hay mil crónicas con mucha más fundamentación y autoridad en el mundo del tenis y porque lo que nos interesa aquí es el deporte de fútbol, pero por dejar algún inciso en el recuerdo de esa memorable hazaña decir que si somos capaces de mirarnos al espejo de Rafael Nadal Parera, conseguiremos realizar nuestro sueño de ascender a la Primera Preferente del fútbol regional. Bueno, eso y lo que queramos ¡Enorme Rafa!
Del partido correspondiente a la jornada 18 del Campeonato de Liga de la Primera Ordinaria de en el Grupo 2 de Castilla la Mancha, muchas cosas que contar:
La primera y más importante es que una jornada más se consiguió el objetivo que es ir sumando de tres en tres y así mantenernos en el primer puesto de la clasificación general. Me gustaría apuntar que estos partidos, que a priori parecen fáciles de ganar, suman los mismos puntos que los que denominados “difíciles o complicados”. Tanto Membrilla como Patrimonio Almadén también suman cada semana y la distancia en modo de puntos no aumenta, ni disminuye, con lo cual, si todas la semanas hiciésemos lo que hacen ellos, seríamos primeros…
Pero esto no ha terminado y aún queda mucho que jugar.
Se realizó un minuto de silencio en honor de Máxima Camargo, abuela de Pollo y de Carmen Domínguez, hermana de nuestro directivo, Buyo.
Nico, Javi, Gonzalo, Jesús David, Juli, Raúl Menor, Arturo, Manza, Quique, Álvaro Serrano y Willy fueron los once jugadores elegidos para comenzar el partido contra el Atlético Puertollano.
Un equipo que pone las cosas muy difíciles en la ciudad minera pero que pierde muchos enteros cuando se desplaza. Aún así ayer, y a pesar de que tuvieron algunos contratiempos motivados por su corta convocatoria y por alguna que otra expulsión, plantearon batalla y no se rindieron hasta mediada la segunda parte.
DÍA DE REGRESOS.
En el once inicial dos novedades dignas de destacar. La primera en la defensa con la vuelta al once inicial de Gonzalo Fernández, que después de pasar el COVID y sumar varias semanas de ausencia volvía, por merecimiento propio a enfundarse la elástica franjimarrón. Tuvo un comportamiento ejemplar, aportando colocación y veteranía al centro de la defensa y formando junto a Jesús David un muro infranqueable para los mineros durante todo el partido.
La segunda novedad fue Willy. Nuestro Álvaro Rodríguez Rey volvía al equipo después de meses de ausencia obligada por un viaje a Sudáfrica. Su vuelta es buena para nuestro equipo pues aporta verticalidad, velocidad, cambio de ritmo, regate y calidad, aunque evidentemente le faltan minutos y continuidad para ver todo lo que nos puede ofrecer. Sea como fuere bienvenido de nuevo al equipo.
La tercera novedad, aunque no tuvo minutos fue el regreso al banquillo de nuestro Tate. Esperamos que su lesión haya quedado en el olvido y pronto tenga minutos.
Fue un partido engañoso, porque a pesar del 5-0 y de las innumerables ocasiones que creó el Atlético Teresiano, no presenciamos un partido muy vistoso y hubo demasiados momentos en los que el público desconectó con el equipo que se mostró demasiado farragoso, sin continuidad y con la lógica tranquilidad que se presuponía a raíz de la clasificación de ambos equipos y de las continúas oportunidad que surgían en una floja defensa minera.
Arturo la tuvo en el primer minuto del partido, con un disparo que salió fuera por poco.
En el minuto diez y jugando a “arreones” el balón le llegó al MVP de esta temporada. Álvaro Serrano elevó la pelota por encima del portero Yerai y el balón rebotó en el larguero. Era la segunda oportunidad clarísima para el Teresiano y todos los apuntes vistos en el campo anunciaban una tarde tranquila para nuestro equipo.
En la tercera jugada digna de mención, nuestro gran Jesús David nos dejó una de sus clásicas arrancadas, en plan “yo me lo quiso, yo me lo como”, tras sortear a tres rivales hizo la pared con Álvaro Serrano y su tiro salió fuera por muy poco. El de Porzuna ayer volvió a demostrar porque es uno de los mejores centrales de la categoría…sino el mejor.
Tanto fue el cántaro a la fuente que…
Álvaro Serrano la volvió a tener y el larguero volvió a repelir su disparo, pero esta vez el balón le llegó a Juli que centró perfectamente para que, tras un gran control, el máximo goleador de la categoría cruzase el balón lejos del portero. Era el 1-0 y se habían jugado 18 minutos de partido. Enorme jugador y enorme partido de nuevo Álvaro.
En la jugada posterior Willy quiso sumarse a la fiesta y pudo marcar en un buen contragolpe en el minuto 35.
Jesús David lo volvió a intentar, cuando la superioridad del Teresiano era tan manifiesta que el partido invitaba a pesar en una goleada, tal y como sucedió en la segunda parte. Su tiro salió por muy poco.
Cuando más apretábamos, en otra gran jugada del “Kaiser” Jesús David, éste cedió a Quique, que realizó un recorte espectacular, tiró y su disparo lo atajó con muchos problemas Yerai.
Todo parecía ir sobre ruedas, pero en los últimos minutos de la primera parte y los veinte primeros de la segunda hubo un bajón preocupante y generalizado. Para nada queremos hacer ni media crítica al equipo, pero si que debemos apuntar que en esos minutos, un Atlético Puertollano diezmado, por una expulsión que nadie entendió, tuvo la sensación de que podía hacernos daño y dominó el partido, incluso con diez. ¡Mejoremos estas pequeñas lagunas!
Toc, toc, ¿Se puede? Si, adelante Elías Tapiador Sobrino
Tras el descanso se produjo el debut de un jugador muy querido y esperado por la afición malagonera. Se trata de Elías Tapiador Sobrino, hermano de nuestro portero Nico e hijo del gran Elías Tapiador, jugador mítico de los años 90, tristemente desaparecido que dejó una huella imborrable y eterna en nuestro Teresiano.
Elías Jr. comenzó a jugar en el extremo izquierdo y al principio, por ser los primeros minutos o por falta de rodaje en el equipo de Álvaro Huertas, no encontraba su sitio, pero a partir del minuto 20 de la segunda parte y tras el segundo gol del Teresiano, comenzó su recital.
Antes había marcado Quique de rebote, tras un gran remate de Álvaro Serrano en un corner sacado por, un intermitente en el día de ayer, Manza (2-0). Quique está entonado y se le nota. Aporta mucho al equipo y ayer el peligro llegó en cada una de sus intervenciones.
En la primera de sus apariciones estelares, Elías sorteó a dos rivales y cuando iba a marcar, fue zancadilleado por un defensor del Puertollano. El Penalti lo ejecuto a la perfección Álvaro Serrano (3-0) que volvió a hacer doblete para seguir comandando la clasificación de los máximos goleadores del grupo y de paso para certificar una vez más un partidazo.
Tras el 2-0 y con los cambios, Arturo creció y volvío a aparecer la piraña que lleva en sus venas. Se hizo dueño del centro del campo, Pollo se situó en punta en sustitución de Álvaro Serrano, y Gabín en el lateral izquierdo. Elías se cambió de banda y fue en la banda derecha donde destapó el tarro de sus esencias y dejó el sello de lo que puede ofrecer para mejorar a este gran equipo que ha formado el Atlético Teresiano.
Elías quería el balón, había descubierto el filón de la banda derecha y fue ahí donde demostró sus credenciales: velocidad, regate y gran disparo.
Fue así como consiguió el 4-0. Recibió un gran balón en profundidad de Beto, recortó a dos rivales y de gran disparo consiguió marcar en su debut. A partir de ahí el delirio. Hubo dos homenajes en su gol…El primero tapándose la mitad de la cara con su mano, suponemos que honor a nuestro querido Goyo Sobrino, que tantos y tantos viajes ha hecho con él. El segundo gesto, el de las emociones y la nostalgia, con el dedo índice señalando hacia arriba…Todos los aficionados del campo supimos a quien iba dedicado ese gol. ¡Cuanto hubiese disfrutado Elías viendo el devenir de sus dos hijos! Estamos seguros de que va a haber más dedicatorias para él. Será una buena noticia para todos. Grande Elías.
Fue entonces cuando llegaron los mejores momentos del Teresiano.
Javi, que no había estado tan incisivo como en partidos anteriores, rompió a correr por la banda derecha, centró y Manza fusiló por arriba. Un golazo, 5-0.
El partido terminó así, con buenas sensaciones. Un día más con los deberes hechos. El próximo fin de semana tenemos un rival muy duro en Daimiel, que nos puso las cosas muy difíciles en la ida y nos quitó dos puntos con su empate en el Félix Barrero. Será sin duda una piedra de toque exigente. Allí estaremos todos animando a nuestro Teresiano ¡Vamos Rafa…Vamos Teresiano!