El Atlético Teresiano Juvenil consigue su primer punto en su visita a Miguelturra

El pasado domingo, los juveniles del Atlético Teresiano jugaron en Miguelturra el segundo partido correspondiente la Liga Provincial de Castilla la Mancha en su Grupo 4.

Los chavales de Manuel García Lumbreras salieron al campo con el siguiente once inicial: Adrián, Chefi, Dani Tapiador, Moya, Isidro, Jesús Mateo, Javichu, Buyo, Rubén Blazquez, Afro y Trevi.

Tras el buen partido de la primera jornada, el Teresiano, tal y como habíamos pronosticado la semana anterior, consolidó las buenas sensaciones y realizó un primer tiempo muy serio, con muchas ayudas en defensa y creando ocasiones al contraataque.

Fue una pena no poder materializar alguna ocasión porque realmente el equipo lo mereció y habría sido lo más justo marcharse al descanso por encima en el marcador, pero estamos tranquilos porque estos pequeños lugares o matices en los que trabajar la definición seguro que llegarán y con ellos, los resultados en forma de goles.

En el segundo tiempo Manolo tuvo que realizar la obligada sustitución de  Isidro por Marco para evitar una posible expulsión a haber acumulado el de Malagón una tarjeta amarillo durante los momentos finales del primer tiempo

Fueron los peores momentos para el Teresiano que se sentía desarbolado por la Escuela Municipal de Fútbol Base de Miguelturra, que obligó al equipo malagonero a dar un paso atrás y a no saber encontrar la llave para salir de la presión churriega.

Con el paso de los minutos y ante la ineficacia en ataque de los de Miguelturra el Atlético Teresiano fue recuperando sensaciones y el sitio en el campo que había ocupado en el primer tiempo.

Meji entró al campo en lugar de Javichu, y nuestras líneas comenzaron a funcionar de nuevo, pero en en un fallo nuestro en la circulación, se produjo un robo del balón que benefició a los de Miguelturra y Adrián Reche se adelantó en un partido que hasta el momento no había encontrado a un justo ganador.

Nos tocaba remar contracorriente, pero ya la semana pasada advertimos que nuestro equipo es diferente al del año pasado y en la siguientes jugadas demostraron el orgullo y la casta que llevamos dentro.

No habían pasado ni diez minutos después de encajar el gol en contra cuando Trevi en el minuto 75 de partido empató el partido, haciendo justicia y poniendo nuevamente las tablas en el marcador.

A renglón seguido nuestro equipo tuvo, de nuevo, un mano a mano pero el portero de la EMFB se lució en una sensacional parada.

El partido tocaba a su fin y se volvió más turbio, incrementando la dureza de las acciones. Fue así como se produjo, en el minuto 82 la expulsión de Joaquín Bravo y el momento en el que el Teresiano se lanzó definitivamente a por el partido.

Salieron Rubén y Kanchelski por Rubén y Afro y en  los últimos minutos tuvimos dos ocasiones clarísimas, pero el balón no quiso entrar.

El partido había acabado con empate a un gol.

Los brotes vuelven a ser verdes. Las sensaciones de que somos un equipo que puede pelear por las victorias crecen y si continuamos trabajando los resultados llegarán. De momento ya tenemos un punto. Esperamos que sea el primero de muchos.