Entregados los Premios del XXXIV Certamen Internacional de Poesía Mística

El pasado sábado se celebró en el Teatro Cine Edu de Malagón un Acto Poético Musical para celebrar la entrega de premios del XXXIV Certamen Internacional de Poesía mística.

El certamen de este año ha contado con una altísima calidad en los trabajos presentados, con mucha participación a nivel nacional e internacional, habiéndose recibido trabajos de lugares tan diversos como América Latina e Israel.

El fallo del Jurado de este Certamen Internacional de Poesía Mística otorgó el Primer Premio, dotado con 1.500 euros y donado por la Excma. Diputación Provincial al poema titulado “Señor de mis silencios” de Don  Antonio García de Dionisios Sánchez de la Serrana.

Hubo un premio Accesit dotado con 750 euros y donado por la empresa GSIDE ENERGÍA SL para el trabajo titulado “Cuando miré tu luz y no me hería” de D. Alfredo Jesús Sánchez Rodríguez.

También se realizó la entrega de premios del Certamen Infantil de Cartas a Santa Teresa. El primer premio dotado con 50 euros para Rocío García Blasco, el segundo premio dotado con 30 euros, para Silvia Barba García de Marina, un premio accesit, dotado con 20 euros para Raúl Fernández Fernández y un premio especial a la mejor presentación para la carta presentada por Gael Alexander Gómez Espinosa.

El Certamen organizado por la Asociación Cultural “Santa Teresa” contó como viene siendo habitual con el apoyo del Ayuntamiento de Malagón, Diputación Provincial de Ciudad Real y de importantes empresas de nuestra localidad, como AQUONA y GESIDE ENERGÍA S.L

A la entrega de premios asistieron como personalidades más destacadas, Adrián Fernández, alcalde de Malagón, la diputada nacional, Rosa Romero, el diputado provincial Don Dionisio Vicente en representación de la Diputación Provincial de Ciudad Real, la concejal de cultura, Beatriz Gutiérrez y otros concejales de la Corporación Municipal.

Para finalizar la tarde el Grupo de Cámara “Piazzollo” amenizó al público asistente interpretando varias piezas musicales que sirvieron para el deleite de los espectadores.